Las castas en Nueva España

En el Museo Nacional del Virreinato en Tepotzotlán podemos encontrar esta pintura que representa la diversidad étnica en Nueva España:


1Casta_painting_all wikipedia. Español con India, Mestizo

2. Mestizo con Española, Castizo
3. Castizo con Española, Español
4. Español con Negra, Mulato
5. Mulato con Española, Morisca
6. Morisco con Española, Chino
7. Chino con India, Salta atrás
8. Salta atras con Mulata, Lobo
9. Lobo con China, Gíbaro (Jíbaro)
10. Gíbaro con Mulata, Albarazado
11. Albarazado con Negra, Cambujo
12. Cambujo con India, Sambiaga (Zambiaga)
13. Sambiago con Loba, Calpamulato
14. Calpamulto con Cambuja, Tente en el aire
15. Tente en el aire con Mulata, No te entiendo
16. No te entiendo con India, Torna atrás.

Esta imagen, y sobre todo su leyenda, nos dice mucho sobre la sociedad novohispana. Una sociedad que se jerarquizaba siguiendo este esquema de castas. La élite se componía de españoles y conforme se iba mezclando la sangre se descendía en el sistema. En las fiestas, por ejemplo, participaba toda la sociedad. Sin embargo, la participación no era igual de una casta a otra. El orden festivo se establecía conforme a las normas sociales, por lo que la sangre era un elemento esencial.

Este cuadro no solo describe una realidad, sino que la ordena según el rango social. Un hecho muy significativo en una sociedad que fue ante todo mestiza.

Minientrada

Vidas cotidianas en Nueva España

En esta ocasión quiero recomendar la lectura de un libro que descubrí al querer documentarme sobre la sobre la fiesta novohispana como ruptura del ritmo cotidiano. Quise buscar libros que hablasen de lo cotidiano y el nombre que destacó por encima de todos fue el de la investigadora Pilar Gonzalbo Aizpuru.

El enfoque de esta línea de investigación se aleja de las grandes figuras de la política del momento. Tampoco se centra en esos grupos marginales, que por su condición abarcan un reducido número de personas. Ella estudia la historia de un gran número de personas que conforman una sociedad con un carácter propio: la gran mayoría de habitantes que establecen distintas relaciones entre sí. Esa sociedad que es la que cambia y con ella paso a paso se va creando la historia de un pueblo.

IMG_20140809_182355El libro que ahora tengo entre manos se titula Vivir en Nueva España: orden y desorden en la vida cotidiana. Este trabajo salió hace pocos años, en el 2009, lo que pone de manifiesto la reciente aproximación a este tipo de estudios. El libro que aquí nos ocupa aclara conceptos como “individual y colectivo, junto a los de cotidiano y excepcional, puesto que si bien difícilmente lo individual puede ser público y lo colectivo privado, sin duda cualquiera de estas formas de comportamiento puede referirse a actividades cotidianas o extraordinarias”. A través de ocho bloques, se nos habla de los individuos que “no dejaron huella” y, sin embargo, forjaron la historia en su sentir diario.

A continuación, incluyo una reseña del libro que podemos leer en línea a través de E-journal. Portal de revistas especializadas de la UNAM:

Mijares Rodríguez,I., ,Pilar Gonzalbo Aizpuru, Vivir en Nueva España. Orden y desorden en la vida cotidiana, Estudios de Historia Novohispana, no. 042, enero 2010.

Aunque sea relativamente novedoso el punto de vista, lo cierto es que Gonzalbo Aizpuru ha sacado varias publicaciones en torno a lo cotidiano de la vida novohispana. Obras como: Las mujeres en la Nueva España. Educación y vida cotidiana (1987); Familia y orden colonial, (1998); Historia de la vida cotidiana en México, (2004-2006). Por mencionar unos ejemplos, por supuesto cuenta con artículos y capítulos de libros que trabajaban lo cotidiano en la época colonial y dan una idea de la amplitud del tema. Además, hay que señalar que en los últimos años están saliendo trabajos de investigación que abordan la historia desde algún aspecto de lo cotidiano, bien sea la fiesta, la sexualidad o las relaciones laborales.

Un Grande, virrey y orgullo novohispano

Cuando en 1640 se nombró a don Diego López Pacheco como nuevo virrey de Nueva España, la noticia no pudo ser mejor recibida por el virreinato. Esto se debe a una circunstancia que ya he comentado en alguna ocasión: se trata de un Grande de España. Hecho importante si pensamos en la jerarquía social existente en la sociedad novohispana.

Desde la llegada a América de los primeros colonos, tras la conquista, los nuevos habitantes buscaron un sistema social parecido al que conocían en Europa. Poco a poco se establece un grupo de españoles y criollos como clase gobernante. Hablamos de la alta aristocracia que reclamaba para sí lo mismo que hubieran deseado en España: la corte. Como es lógico, ésta se estableció en torno a la figura del virrey, otorgando cualidades genuinas de este orden social. Más adelante tengo en mente desarrollar esta idea sobre las cualidades propias de la corte novohispana, así que por esta vez paso por alto. Lo que sí es cierto es que las familias de la clase alta de Nueva España consiguieron su propio modo de medrar y mantenerse en el poder.

¿Y qué tiene que ver en todo esto el marqués de Villena, don Diego López Pacheco? Es una relación sencilla. La corona quiso poner al mando de las lejanas tierras a alguien emparentado con la realeza. La corte novohispana lo interpretó como un gesto de cercanía, como un regalo. Como el rey nunca visitaría América, el hecho de que lo hiciera alguien tan cercano se vivió con entusiasmo. Dejando a un lado las interpretaciones, exageradas o no, sobre el grado de alegría que trajo a Nueva España el nuevo virrey, sí se pensó que éste situaría a las grandes familias en una relación más cercana con monarca español.

Es digno de mención que fue el primer virrey que siendo Grande de España ostentó el título. Es normal por tanto que no se sintiera igual su llegada en comparación con los anteriores. Además, supuso ciertos cambios en el modo de recibir a los gobernantes, ya que se dispusieron mayores lujos con él por sus títulos nobiliarios, pero algunos de estos lujos y galanterías permanecieron hasta el final de la época colonial.

Me pregunto si la relación con este virrey no trajo más quebraderos de cabeza que alegrías, ya que su vinculación con el duque Braganza (insurgente portugués) provocó su pronta destitución. Lamentablemente, más tarde se demostró su inocencia, dado que no pretendió expandir la insurrección por Nueva España.

Un curso sobre letras convulsas

Este jueves pasado comenzó el curso de verano: Letras convulsas: abuso de poder y violencia en la literatura, organizado por Miguel Zugasti, profesor de la Universidad de Navarra. Curso que tuvo lugar gracias al patrocinio del Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona. Como se indicó en el Diario de Navarra, este provechoso curso nos ha acercado a:

la problemática del abuso de poder, la violencia y el caos en sociedades convulsas, así como repasar las soluciones, aportes o posicionamientos esgrimidos por los grandes escritores.

Alfredo Hermenegildo comenzó el curso de verano

El encuentro tuvo lugar en el Palacio del Condestable en Pamplona. Y reunió a diez expertos[1]  de diversas universidades que nos aproximaron al tema mencionado desde perspectivas muy diversas. Esto ha conferido al curso una amplitud intelectual muy interesante.

Uno de los temas que se han desarrollado es el de la imagen del monarca proyectada por algunos autores de los siglos de oro. Se ha comparado el reflejo del rey positivo que se aproxima a lo divino con el rey arbitrario, egoísta y, por lo tanto, tirano. En concreto, nos expusieron el punto de vista de Virués, Lasso de Vega y Lope de Vega.
Tampoco faltó el aporte de Calderón en la representación dramática del abuso de poder a cargo de Carmen Pinillos. Ella nos analizó varios enfoques de este abuso a través de un corpus limitado de obras. Se centró en algún drama histórico, así como en los archiconocidos dramas de honor. Del mismo modo que analizó el aspecto en el auto sacramenta o en la comedia seria.

Miguel Zugasti presentando a Carmen Pinillos

Otro aspecto que se pronunció como un hecho convulso ha sido el del “Imperio y demagogia de la lengua”, como dio a conocer el profesor Gutiérrez Galindo. A través del concepto de la gramática de Nebrija se nos guió hasta la controvertida opinión que Miguel de Unamuno tenía sobre el entonces llamado vascuence. Todos sabemos que la lengua puede ser un hecho conflictivo para una sociedad.
Las profesoras María José Rodilla y Sara Poot nos llevaron a tierra mexicana para reflexionar sobre la violencia en esta tierra. La primera de ellas expuso el martirio y el teatro de la crueldad en la capital de la Nueva España. Sara Poot hizo un recorrido histórico en la realidad mexicana de los motines y saqueos dentro de su literatura, centrandose en dos casos. Uno en el siglo XVII y otro del siglo XX.
Sobre la violencia mexicana en la literatura contemporánea nos habló Álvaro Ruiz Abreu, quien definió la identidad del mal a través de la narcoliteratura. Un campo que se está empezando a analizar gracias a sus aportaciones, entre otros.
La reflexión sobre el abuso del poder en nuestra época y las letras convulsas nos la ofrecieron Rosalía Baena, Javier Huerta Calvo y Rosa Fernande Urtasun.
La profesora Baena en realidad abordó una cuestión delicada como es la enfermedad del cáncer. Lejos de generar un discurso pesimista, se centró en cómo esta enfermedad o cualquier otra puede dar al ser humano la fuerza para reflexionar sobre la vida. De forma que ha proliferado un relato autobiográfico de enfermedad que realmente habla sobre las emociones y pasiones humanas.
José Huerta Calvo con el apoyo de textos analizó la violencia en la escena contemporánea. De manera que asistimos a diálogos en los que los personajes se expresan con crueldad. Bien con fuerza física o verbal y expresando un sufrimiento originado por violencia o por una burla cruel.
El trabajo más sorprendente fue el de Rosa Fernández Urtasun y la ciberliteratura. Una literatura postmodernista que ya ha roto no con los moldes que la encorsetaban en épocas pasadas, sino con el propio concepto de qué es leer o qué es la literatura. Como se trata de una idea tan desconcertante para mí porque no lo conocía y rompe todos mis esquemas pondré un enlace sobre cómo se puede interactuar en la red con las Soledades de Góngora. Pero aviso, solo es un ejemplo, en realidad este universo es muchísimo más amplio:
http://belengache.net/gongorawordtoys/
Y para finalizar, una imagen de algunos de los oyentes que tuvieron el gusto de asistir a un curso de literatura en pleno agosto.
Los atentos oyentes del curso de literatura

[1] Alfredo Hermenegildo, Miguel Zugasti, Marco Antonio Gutiérrez Galindo, Rosalía Baena, María José Rodilla, Sara Poot Herrera, María Carmen Pinillos, Javier Huerta Calvo, Álvaro Ruiz Abreu y Rosa Fernández Urtasun.

El recorrido de un virrey de México

En 1994 se publicó un libro titulado Diario particular del camino que sigue un virrey de México. El volumen fue impulsado por el Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente en colaboración con la Universidad de Oviedo. Este manuscrito, encontrado en la Biblioteca Universitaria de Oviedo, ha colaborado en la recuperación de principal ruta en el virreinato y comercio novohispanos.

La labor consistió en la transcripción del diario que realizó un joven alférez de artillería que acompañó al virrey, Marqués de las Amarillas, a Nueva España en 1756. Este joven es Diego García Panes y en su relato narra el camino desde Veracruz a México, camino que emprendían los virreyes desde que Hernán Cortes llegó a Tenochtitlán.

El relato es una fuente fidedigna para conocer el recorrido protocolario, pero también cómo eran las jornadas, los recibimientos, etcétera. Concluye con un mapa que representa el camino narrado en el diario. Es interesante ver que tras la transcripción podemos leer y observar tanto el texto como el mapa facsímiles.

Lourdes Díaz Trechuelo es quien desarrolla en las páginas precedentes al Diario quién es Diego García Panes así como su obra. En ellas explica cuál ha sido la suerte de sus escritos así como los intentos de recuperación de una obra que hasta mediados del siglo XX ha permanecido en el olvido.

Anteriores Entradas antiguas

Este blog forma parte de GRISOSFERA, la blogosfera activada por

Grupo de Investigación Siglo de Oro (GRISO)

Mundo libre

La poesía es la casa del ser.

Hidalgo & Suárez - Estudio de Historia y Genealogía

Genealogista profesional en España - Professional genealogist in Spain - Généalogiste professionnel en Espagne

Leyendo se entiende la gente

Blog de lectura de la Biblioteca de la Universidad de Navarra

el barroquista

mundo y cultura del barroco

El donoso escrutinio

Blog de lecturas, libros y actividades de la Asociación de Cervantistas

Filología Hispánica

Cátedra de la Universidad Nacional de La Plata

A %d blogueros les gusta esto: